Barcelona

patricia-fernandez Por Patricia Fernandez

09 de agosto de 2011

Torre Diagonal Zero Zero de Telefónica

Torre Diagonal Zero Zero de Telefónica

El nº cero de la Avenida Diagonal

Ver todas las noticias de Barcelona

Las ciudades mutan, cambian y se adaptan a los nuevos tiempos, pero también renacen y se expanden, mostrando así todo su potencial. Así, Barcelona ha tenido un nuevo hijo, uno que ha redibujado el perfil de la ciudad, y que puede llegar un nuevo icono como lo ha sido hasta ahora la Torre Agbar, de Jean Nouvel, o la Me, de Dominique Perrault. Se trata de la Torre Diagonal Zero Zero, que la empresa Telefónica ha construido especialmente para sus oficinas, y que supone el primer rascacielos al otro lado de la Diagonal.

Esta torre marca el final de la ciudad, frente al mar, vecina de Sant Adriá del Besós, y su cuerpo trapezoidal recuerda al mítico Flat Iron que Daniel Burhnam levantó en Nueva York. Que la estructura sea tan parecida al edificio neoyorquino se debe a que el solar que lo ocupa se encuentra ubicado en un cruce de calles y, aunque en un principio el edificio iba a ser un hotel, tras poner la primera piedra el promotor se echó hacia atrás, siendo Telefónica quien adquirió el inmueble para sus oficinas, además de para una tienda urbana que se ubicará en la planta baja del edificio y al que tendrá acceso abierto al público.

El Zero Zero es obra del arquitecto Enric Massip-Bosch y ha ganado el Premio Quatrium al mejor proyecto arquitectónico 2010. Un capricho que ha costado más de 60 millones de euros y que se sufragará con un contrato de alquiler por 50 años en los que Telefónica tendrá que pagar unos 5 millones de euros anuales.

Sus ciento diez metros de altura, distribuidos en 24 plantas, estamos seguros que causará una gran impresión, además de tortícolis en los viandantes.

 

Un nuevo punto de referencia de la ciudad.

 

 

Dónde: Avenida de la Diagonal, 0

 

Publicidad

Publicidad