Restaurante El Mordisco en Barcelona - Pasaje de la Concepción, 10

patricia-fernandez Por Patricia Fernandez

30 de junio de 2011

El Mordisco

El Mordisco

Diseño para gente joven

Ver todas las noticias de Barcelona

Fue un local mítico durante los años 80 y principios de los 90, el restaurante de la gente guapa de Barcelona, pero fue absorvido por la arquitectura del Hotel Omm. No ha tardado mucho en volver a renacer a escasos metros de donde entonces estuvo ubicado, hace unos meses el restaurante El Mordisco se ha inaugurado de nuevo ocupando una antigua casa señorial en el Pasaje de la Concepción, a 100 metros del Paseo de Gracia.

Perteneciente al grupo Tragaluz, y en la misma línea de otros como El Japonés o el famoso Tomate, el Mordisco no tiene ambiciones en la cocina. En la carta figuran platos como espárragos verdes de proximidad, berenjena gratinada con jengibre, costillas de cordero asadas con chimichurri o blinis con tártara, huevo poché y salmón ahumado, una cocina que suena mejor sobre la carta que sabe en el plato, pero su éxito se basa en un cuidado diseño y una carta sin pretensiones a un precio más que asequible, lo que le asegura un público joven con un paladar poco exigente, sin embargo, el diseño de la sala es una buena excusa por sí sola para visitar el local. 

De eso se ha encargado la interiorista Sandra Tarruela, quien ha convertido esta casa de dos pisos en un precioso lugar donde pasar un rato agradable. Adpatado a las nuevas tendencias la fachada se viste con un grafitti de palabras gastronómicas, el acceso al comedor del restaurante se hace através de un pequeño colmado de aire "retro" donde podremos comprar algunos productos para cocinar en casa como tomates ecológicos, quesos y embutidos de calidad.

No hace mucho que vivía una familia en estas dependencias, y ese aire hogareño se ha querido mantener, conservando algunos de los elementos antiguos y las proporciones originales. Así, El Mordisco se compone de pequeñas habitaciones; en el antiguo salón de la casa encontramos ahora una barra de mármol blanco, con lámparas de pergamino en el techo y cajas de madera a modo de botellero, donde se puede picar algo de manera informal. El patio interior ha sido reconvertido en un agradable comedor cubierto a modo de invernadero, y la espectacular escalera central da acceso a lo que fueron los dormitorios, hoy sede de la coctelería del restaurate y un lugar acogedor donde charlar, tomarse una copa y relajarse en su sofá tapizado con terciopelo envejecido o en sus butacas de colores cálidos.

Un rincón para quedar con amigos y sentirse como en casa.

 

Dónde: Pasaje de la Concepción, 10

Tel. 93 487 96 56

Web. http://www.grupotragaluz.com/rest-mordisco.php

Publicidad

Publicidad