Barcelona

patricia-fernandez Por Patricia Fernandez

02 de septiembre de 2011

Las mejores terrazas de hoteles

Las mejores terrazas de hoteles

Date una vuelta por los áticos más chic

Ver todas las noticias de Barcelona

En los últimos años los hoteles ya no son únicamente un lugar donde dormir plácidamente, sino que el vanguardismo de sus diseños los han convertido en un reclamo nocturno donde cenar, darse un baño en sus piscinas sobre los tejados de la ciudad o tomarse una copa observando la puesta de sol. Chill out, ibicencas, modernas, chic o tranquilas, las hay de todo tipo y para todos los gustos, algunas de ellas ya han aparecido en Travelarte, pero ahora haremos un pequeño recorrido por algunas  de las más imprescindibles de la ciudad.

La primera de ellas es La Isabela, que se encuentra en la séptima planta del Hotel 1898, antigua sede de la Compañía General de Tabacos de Filipinas, en la Rambla 109. Es una de las terrazas más bonitas de Barcelona, con unas vistas desde las que se puede hacer un recorrido de 360 grados sobre las Ramblas. Muy tranquila, es perfecta para disfrutar de sus desayunos y tapear mientras nos bañamos en su piscina y ver el atardecer con concierto de jazz incluido.

En uno de los edificios más emblemáticos de Barcelona edificado por Bofil, el Hotel W, en la Plaça de la Rosa del Vents, 1, y también sobre las alturas, en la vertiginosa planta 26, se ubica el Eclipse Lounge. Sus vistas alcanzan desde el Tibidabo al mar y es uno de los locales más chic de la ciudad donde es difícil no encontrarse casi a diario algún famosillo que otro. Su decoración moderna, una música procedente de Reino Unido y uno de los mejores cócteles de Barcelona son sus puntos fuertes.

Sobre la 8ª planta del Hotel Condes de Barcelona, en el Paseo de Gràcia, 73, se encuentra la Terraza Alaire, con la Sagrada Familia de fondo. No hay miércoles o domingo que no haya algún concierto durante el verano. Jazz, funk, groove o rock, aquí se dan cita la gente más cool de la ciudad. También se puede picar algo o tomar algún aperitivo durante el día.

La Terraza Dos Cielos, sobre la planta 24 del hotel de diseño ME, en Pere IV, 272 – 286, cerca de la Plaza de las Glòries, y diseñado por Dominique Perrault, es un lugar perfecto para cenar cocina de autor mientras ponemos la mirada sobre el horizonte de Barcelona. El año pasado fue galardonado como el Mejor restaurante del Año por la Academia Catalana de Gastronomía.

En la séptima planta del Hotel Villa Emilia, en Calàbria 115, se encuentra la terraza conocida como Zinc Bar, de suelo de madera, cómodos sofás y muchas velas, es una terraza elegante y agradable donde en verano se organizan cenas a base de barbacoa acompañadas con buenos cócteles.

 

Noches estivales sobre los tejados barceloneses, ¿qué más se le puede pedir a la ciudad? 

Publicidad

Publicidad